Bihotz Inguru Baso Eskola Donostia. Educación al aire libre en San Sebastián

Publicado el 16/05/2017 en Iniciativas, sociales

¿ Sabías que en Donostia, en el monte Ulía concretamente, existe desde hace un año una escuela que promueve la educación al aire libre?

En nuestro interés por conocer los proyectos sociales y culturales que se están llevando a cabo en nuestra ciudad y provincia, no podíamos olvidarnos de aquellos que promueven modelos educativos innovadores adaptados a nuestros niños/as.

Hace un tiempo que conocíamos la existencia del proyecto de educación en la naturaleza que llevan a cabo desde Bihotz Inguru Baso eskola, pero  no había surgido la oportunidad de conocerlo en mayor profundidad.

Hace unos días nos pusimos en contacto con dicha asociación para realizar una entrevista y que fuesen ellos/as quienes nos contasen en primera persona en qué consiste su modelo educativo, conocer brevemente el día a día en su escuela y sus principios pedagógicos.

Ante todo gracias al equipo de Bihotz Inguru Baso eskola por prestarse a contestar nuestras preguntas tan amablemente . Esperamos que toda la información que nos han proporcionado te resulte interesante y sirva para ayudar de algún modo a difundir esas propuestas alternativas que se están llevando a cabo en Donostia y que a veces, desconocemos.

bihotz-inguru_baso_eskola

ENTREVISTA

¿ Nos podéis contar cómo definiriaís Bihotz Inguru Baso eskola a los altas y amas de la ciudad? O la Provincia, no sabemos si esta acotado a gente de Donosti o teneís alumnos de otros municipios. 

Bihotz Inguru es una asociación sin ánimo de lucro que promueve el modelo de educación al aire libre en nuestra comunidad (Donostialdea, Gipuzkoa…). Con esta pedagogía los niños en vez de estar dentro de un aula o edificio durante el horario escolar pasan la mañana al aire libre, en nuestro caso en el bosque Ulía de Donostia; se puede decir que se trata de un modelo educativo que supera o trasciende el paradigma de “aula”. Esta pedagogía nació en el norte de Europa y es una opción educativa totalmente normalizada en países como Alemania, Inglaterra, etc. 

Nuestros txikis pasan la mañana en el bosque y la naturaleza es el principal recurso pedagógico en los procesos de aprendizaje y crecimiento. El contacto diario con la naturaleza hace que sin seguir ningún programa específico para ello, los y las niñas construyan un vínculo y una conciencia de respeto hacia la naturaleza. De todos modos, no es nuestro objetivo crear pequeños biólogos, sino promover el desarrollo pleno de las personas, esto lo repetimos siempre:

Nuestro objetivo es promover el desarrollo integral de las personas a través de las interacciones entre el niño o niña y la naturaleza. 

Es por ello que además de ser una propuesta educativa al aire libre, también sigue los criterios de la denominada pedagogía de la confianza. Reivindicamos una pedagogía que tome en cuenta la capacidad innata del niño hacia su propio crecimiento. Igual que una planta tiene la capacidad de girarse hacia el sol o la luz, el ser humano desde que nace tiene un impulso natural para realizar aquello que genera su crecimiento y evolución. Nace genéticamente programado para crecer y posee una curiosidad y una creatividad innatas, un instinto de exploración, una motivación natural por aprender, (ver, oler, tocar, escuchar, etc.). Por eso que lo más importante es respetar su espontaneidad, permitir que tome y desarrolle sus propias decisiones, tener la oportunidad de estar conectado a ese impulso propio de crecimiento. De esta manera, lo que aprende verdaderamente responde a un interés propio y a una necesidad de desarrollo personal genuina. La nuestra es una pedagogía no directiva y respetuosa con los procesos naturales de desarrollo infantil.

Foto de Bihotz inguru Baso eskola

Foto de Bihotz inguru Baso eskola

Así que,¿todos los proyectos de educación al aire libre siguen estos criterios?

¡No! Lo que he descrito hasta ahora es la propuesta pedagógica y educativa de Bihotz Inguru, pero también existen proyectos como la Iniciativa Bosquescuela y otros, que plantean un programa  de contenidos escolar tradicional pero al aire libre; es decir cumpliendo con el curriculum escolar establecido. Cosa que en comparación con la situación de los centros escolares ordinarios en la actualidad es estupendo. Sin embargo, desde Bihotz Inguru reivindicamos poner en marcha aquello que en el plano teórico y desde una perspectiva pedagógica hoy por hoy no tiene discusión. Es decir, poner en práctica una pedagogía que responda a una visión integral del ser humano con esa capacidad innata para realizar aquello que necesita para crecer y evolucionar, en todas las dimensiones de su desarrollo.

De acuerdo con esto nuestra intervención ofrece un espacio seguro de aprendizaje y crecimiento, libre de las ansiedades y expectativas de los adultos y que fomenta y respeta un aprendizaje autónomo y verdadero del niño o niña. 

Si queremos que aquello que aprende el niño suponga un crecimiento personal real y le construya como persona, es necesario que esa experiencia responda a un interés propio y una necesidad de desarrollo particular. Es decir, por coherencia pedagógica no cumplimos el curriculum y reivindicamos que propuestas como la nuestra tengan cabida dentro del sistema educativo; este es uno de los fines más importantes de la asociación precisamente, sensibilizar a las personas en la importancia de respetar los procesos naturales de crecimiento y fomentar una diversidad pedagógica en nuestra comunidad.

¿Cuáles son los beneficios de vuestra propuesta en relación a lo que se realiza en los centros convencionales?

¡Los beneficios de crecer en la naturaleza y bajo esta amable pedagogía son innegables!

La naturaleza nos ofrece el mejor setting pedagógico para satisfacer las necesidades de desarrollo de nuestros niños. Primeramente cada niño o niña puede moverse con total libertad, de manera que se da una expansión de la expresividad de los peques. Esto tiene un efecto directo no solo en el desarrollo motor de los y las niñas, sino también en la gestión de las emociones y las tensiones que salen a la superficie. Los niños aprenden a autorregular sus emociones; se encuentran consigo mismos y pueden correr, saltar, gritar, tumbarse y descansar, etc… Y esto tiene una influencia muy importante en la manera de relacionarse con los demás, en las formas de acercarse a sus iguales. Los niños aprenden a conocerse a sí mismos y construyen recursos saludables de interacción con sus compañeros y compañeras. Además, los pequeños desafíos que nos ofrece el bosque hace que surja de manera espontánea y natural la cooperación y colaboración entre nuestros niños, por ejemplo, al cuidar que nadie del grupo se quede atrás, en las ocasiones en las que el suelo es irregular y o puede estar resbaladizo, cuando hay que subir o bajar de algún lugar, etc.

Por otra parte, la información que recibimos de la naturaleza es muy rica y llena de matices, sobretodo respecto a la biología, botánica, meteorología, etc. Partimos de la seguridad que ofrece la cotidianidad, pero a su vez crecer al aire libre nos brinda la oportunidad de percibir y reflexionar la variabilidad y los cambios de los diferentes procesos, la influencia del cambio de las estaciones, conocer la diversidad de especies, sentir los cambios meteorológicos, percibir los diferentes procesos de maduración, etc.

En definitiva, al comparar la propuesta de Bihotz Inguru con la propuesta pedagógica convencional, subrayaríamos que se respetará el desarrollo natural del niño y niña, teniendo total libertad de expresar y mostrarse tal cual es y por tanto generando un crecimiento personal real de la persona. Además se desarrollará una relación de cuidado hacia el entorno y sus iguales de manera espontánea y natural.

bihotz-inguru_baso_eskola-2_donostia_escuela_aire_libre_san_sebastian_gabarroia

Foto de Bihotz inguru Baso eskola

¿ Cuál es vuestro método pedagógico y a que niños/as va dirigido?

Como he mencionado se trata de una pedagogía no directiva, basada en los criterios de la pedagogía de la confianza y el modelo de educación al aire libre, y está dirigido a niñas y niños de segundo ciclo de educación infantil, es decir, niños con edades comprendidas entre 3 y 6 años.

¿Por qué crear este tipo de escuela en Donostia? 

Nuestro proyecto responde a un vacío educativo existente en esta comunidad. Creemos que va siendo hora de que nuestros peques tengan la oportunidad de crecer de manera libre, plena y transformadora. Reivindicamos una pedagogía que verdaderamente busque la autorealización de la persona y buscamos como referencia niños y niñas libres, felices, competentes y comprometidos. No por el hecho de vivir en ciudad debemos renunciar a los entornos naturales cercanos que nos rodean.

¿Quienes esta detrás de la misma? (que formación habéis recibido, etc, más que nada para que los aitas/amas lo sepan)

Somos un equipo de 5 personas que proviene del mundo de la educación y estamos formadas en diferentes campos como la psicopedagogía, sociología, filosofía, psicología, etc. Además, estamos formadas en el modelo de educación al aire libre.

Una pregunta que no podemos evitar hacernos, es ¿que hacéis cuando llueve?, sabiendo que en Donostia es bastante común que el tiempo no sea el más adecuado para pasar el día al aire libre.

Precisamente uno de los lemas de la pedagogía al aire libre es que ¡no existe el mal tiempo sino la ropa inadecuada!

Obviamente para poder estar al aire libre es necesario ir bien equipados con la ropa y el calzado adecuados a la condición metereológica de cada día. Además, estar en el bosque no es igual que estar en medio de la calle a merced del viento, la lluvia o la condición que toque. El bosque tiene su propio microclima y nos protege mucho de las condiciones meteorológicas de cada momento. De manera que si hace mucho frío, por ejemplo, nos movemos a una zona protegida del viento y despejada en la que entren los rayos de sol; si llueve, vamos a una zona de árboles más tupida y protegida de la lluvia. Y por supuesto el horario o programa diario está diseñado de manera que contempla momentos de revisión regulares y cambios de ropa de los peques para no excedernos en la exposición al frío y la humedad.

Por otra parte, aunque el criterio principal es estar al aire libre, contamos con las instalaciones del Centro de Interpretación Ulía que gestiona la Fundación Cristina Enea y pertenece al ayuntamiento de Donostia, Gracias a su colaboración, firmamos un convenio de cesión de la planta baja del centro, al que acudimos cuando creemos conveniente.

Foto de Bihotz inguru Baso eskola

Foto de Bihotz inguru Baso eskola

¿ Cómo resumirías un día cualquiera en Bihotz Inguru Baso Eskola?

Tras subir hasta el final de la carretera que lleva al bosque, la mañana comienza con la bienvenida que los acompañantes hacen a los niños en el árbol carpe donde nos encontramos. Desde aquí, emprendemos el paseo hacia el lugar de juego del día, tomando en cuenta la meteorología, en las cercanías del Centro de Interpretación de Ulía. Los pequeños y pequeñas se entretienen con todos los “tesoros” que encuentran por el camino. ¡El tiempo se les pasa volando entre hallazgo y hallazgo! El paseo terminará en el lugar elegido y tras revisar que los peques están cómodos y secos se hace un pequeño almuerzo. 

De vez en cuando se les ofrecerá un taller, canción o juego grupal en el que los niños y niñas podrán participar de manera voluntaria. Y seguidamente se dará comienzo a la sesión de juego libre que durará una hora y 40 ó 50 minutos. Los niños y niñas elegirán su juego; solos, en grupo, explorando el espacio, haciendo cabañas, corriendo, saltando, subiéndose a los árboles, jugando con el barro, recogiendo flores, en fin… haciendo cualquier cosa que se les ocurra. Respetando esta metodología se estimula la activación del estado de “flow” del niño/a. Por ello se respetará y potenciará  este “flow” o momento de creatividad del niño o niña, ofreciendo los espacios y tiempos necesarios para llevarlo a cabo.

La llamada al cuento será la señal para el final del juego libre y utilizaremos este momento como cierre de la mañana, aprovechando esta reunión para compartir los tesoros encontrados y las experiencias vividas durante la mañana. Después del cuento volveremos al punto de encuentro y gracias al servicio de transporte público taxi-bus los/as padres/madres recogerán a los niños y niñas en sus paradas correspondientes.

Para el próximo curso también contamos con la posibilidad de comer y echar la siesta en el Centro de Interpretación.

Sabemos que la pedagogía se basa en tres principio básicos o fundamentales .¿ Cuales son y cómo se aplican en el día a día?

LA CONFIANZA es la primera base pedagógica que hace referencia a esa capacidad natural hacia el propio crecimiento de los niños y niñas, con esa curiosidad innata, su instinto de exploración, su creatividad, etc. Y por tanto, se asume esta visión del niñ@ y se establece una pedagogía no directiva. 

AMOR, RECONOCIMIENTO, RESPETO son la segunda base  o principio pedagógico y quizás más importante. Se trata de la comprensión de que el niño y niña necesita sentirse querido, respetado, reconocido, escuchado, cuidado, observado, etc. Es decir, necesita sentirse vinculado. En este sentido vemos que si esta necesidad fundamental de desarrollo no se cubre, toda su energía y atención se dirige a satisfacer esta carencia; y por tanto, el impulso hacia su crecimiento, y su desarrollo en general se ven directamente afectados.

LA VISIÓN SISTÉMICA, por último, es la comprensión de que cada niño o niña crece insertado en diferentes sistémas sociales y en este sentido es verdaderamente vital que cada pequeño sea y se sienta parte importante del grupo en el que se encuentra. 

¿ Qué ocurre una vez que los niños/as se tienen que incorporar a las ikastolas con métodos pedagógicos tradicionales? 

Como hemos comentado anteriormente lo que planteamos pedagógicamente responde a una visión o una noción muy concreta del niño o niña y lo hacemos porque creemos que es lo adecuado para fomentar su desarrollo pleno. El choque con modos de relacionarse que responden a una visión más tradicional se dan ya desde el momento en que los pequeños salen del bosque y van al parque de casa, al supermercado, etc. La realidad es que la mayoría de nosotros no hemos recibido este tipo de educación, ni esta visión del ser humano y por tanto todavía, seguimos inmersos en un paradigma tradicional; es decir, no es ajeno para nuestros pequeños este lenguaje o forma de relación en el momento que tengan que escolarizarse en la educación primaria. 

Pero lo más importante es que gracias a esta pedagogía tienen la oportunidad de construir de manera natural los recursos y estrategias sociales y afectivo emocionales necesarios para resolver todo tipo de situaciones. Asimismo, existen varios estudios que confirman las ventajas y beneficios de crecer al aire libre a la hora de hacer frente a la educación primaria referentes a la capacidad de concentración, motricidad, capacidad creativa, etc.

Para terminar la entrevista, nos recuerdan que el plazo de inscripción para el curso 2017/2018 sigue abierto hasta el 31 de mayo.

Y también que siguen buscando patrocinadores interesados en promover este proyecto!!

Nos despedimos con un precioso vídeo para conocer un poquito más el trabajo de Bihotz Inguru Baso eskola.

 

DATOS DE CONTACTO

Web

Facebook

Dirección: Ulia pasalekua 311., Monte Ulía

Email:bihotzinguru@gmail.com

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on PinterestGoogle+

Escrito por Gabarroia

¡Cuéntanos!

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar